El Depósito Legal tiene por objeto recoger ejemplares de las publicaciones de todo tipo reproducidas en cualquier clase de soporte y destinadas por cualquier procedimiento a su distribución o comunicación pública, sea gratis o no, para preservar el patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual y digital.

Es obligatorio, pero es que además interesa y es gratis 😉 Hay que solicitar el número antes de imprimir, estamparlo dentro del libro y posteriormente entregar 4 ejemplares.

Pulsa aquí para ver todo lo que debe llevar Depósito Legal
  • libros y folletos en papel, cualquiera que sea su forma de impresión y estén o no destinados a la venta,
  • hojas impresas con fines de difusión que no constituyan propaganda esencialmente comercial,
  • recursos continuados tales como publicaciones seriadas, revistas, anuarios, memorias, diarios, y recursos integrables, como las hojas sueltas actualizables,
  • partituras,
  • estampas originales realizadas con cualquier técnica,
  • fotografías editadas,
  • láminas, cromos, naipes, postales y tarjetas de felicitación,
  • carteles anunciadores y publicitarios,
  • mapas, planos, atlas, cartas marinas, aeronáuticas y celestes,
  • libros de texto de Educación Infantil, Primaria, Secundaria obligatoria, Bachillerato y de los de enseñanza de Formación Profesional,
  • documentos sonoros,
  • documentos audiovisuales,
  • microformas,
  • documentos electrónicos en cualquier soporte, que el estado de la técnica permita en cada momento, y que no sean accesibles libremente a través de Internet.
  • copia nueva de los documentos íntegros, en versión original, de toda película cinematográfica, documental o de ficción, realizada por un productor con domicilio, residencia o establecimiento permanente en el territorio español y un ejemplar del material publicitario correspondiente.

Están obligados a solicitar el número de depósito legal los editores de una obra publicada en un formato tangible. Sólo están exentas las publicaciones bajo demanda, es decir, aquéllas en las que sólo se imprime un ejemplar cuando alguien realiza un pedido.

Si autoeditas tu libro, cuidado, debes informarte antes, porque el número de depósito legal tiene que ir impreso en el interior del libro. Tendrás que darte de alta en el Depósito Legal para poder solicitar “el numerito”, y posteriormente, antes de los dos meses de la edición de la obra, depositar cuatro ejemplares en sus oficinas junto con un impreso. El Depósito Legal lo llevan las Comunidades Autónomas, por lo tanto tienes que contactar con la que te corresponda. Por ejemplo, aquí tienes la de Madrid, que funciona de maravilla y siempre están dispuestos a solucionar telefónicamente cualquier duda.

Ah, según la normativa actual las reimpresiones están exentas de solicitar nuevo depósito legal, pero no las reediciones, que es cuando se ha cambiado cualquier cosa del libro.

Aquí tienes toda la información que necesites.

Cualquier duda, ya sabes… ¡pregunta, que es gratis!

Y si prefieres preguntar por privado, aquí estamos 😉

8 + 13 =

0 0 0 0